22 de marzo 2018

Kyurinaga’s Revenge: lo que necesitas saber sobre su desarrollo

Román Echevarrena, productor del estudio RecoTechnology, nos detalla los elementos que se desarrollaron para el videojuego Kyurinaga’s Revenge.

¿Qué ha cambiado del videojuego Kyurinaga’s Revenge? 

En Kyurinaga’s Revenge decidimos cambiar el hack and slash del juego anterior, Yasai Ninja, por plataformeo puro y duro. Durante la fase de preproducción llegamos a la conclusión de que, por encima de todo, lo que debía pesar en nuestro proyecto era la jugabilidad, de ahí que la mayor parte de los esfuerzos se centrasen en dar al jugador un control total de los personajes en cuanto al movimiento. En muchos momentos se mencionó la expresión pixel perfect en las reuniones, por lo que los saltos y aterrizajes necesitaban ser precisos.


¿Cuáles son las ideas principales que surgieron durante el desarrollo del juego Kyurinaga’s Revenge?

Intentamos, en la medida de los posible, recrear los contrastes típicos de juegos de plataforma, combinando ambientes y usando los elementos de esos mismos escenarios como mecánicas dentro del nivel. Todo lo que ocurre en Kyurinaga’s Revenge ocurre en realidad en un día: el primer nivel es casi al alba, continuamos atardeciendo en los siguientes niveles, hasta que el final del juego ocurre de noche, para dar paso de nuevo al amanecer. Nos gustaba mucho la idea de jugar con los colores y la iluminación dependiendo del momento del día, aunque también hacemos un poco de trampa porque algunos niveles son interiores.

Otra de las ideas principales durante el desarrollo fue considerar la historia como una excusa para el jugador, que fuese un vehículo para pasar de un nivel a otro pero que no obstaculizase demasiado. Irónicamente, Kyurinaga’s Revenge tiene mucha más historia y más personajes que el juego anterior Yasai Ninja. Por eso decidimos incluir un gran número de detalles (tanto en los niveles como en ciertas conversaciones) para ampliar nuestro particular universo de verduras. Escribimos una historia para todos los personajes que aparecen en el juego, incluyendo a enemigos y jefes finales, y lo mismo para todos los niveles. Mucha de esta información se encuentra en los extras del juego, en caso de que al jugador le interese saber un poquito más sobre el mundo de Kyurinaga’s Revenge.


 ¿Porqué estos detalles de los personajes son importantes para el videojuego?

Estos detalles no solo se limitaban al pasado de los personajes, sino que muchos de ellos están relacionados con la temática japonesa en la que se enmarca nuestro juego. Por ejemplo, la armadura de Kyurinaga, que funciona como el Mcguffin del juego, lleva en su pecho un dibujo de una serpiente con varias cabezas representando a Yamata no Orochi, una serpiente mitológica de muchas cabezas del folklore japonés; se dice también que la misma armadura está imbuida con el poder de un Oni, otra criatura de la mitología japonesa y que explica el origen del repentino poder de Kyurinaga. En el nivel 5 podemos ver darumas flotando junto a la puerta que debe abrir el jugador antes de pasar al siguiente nivel: Los darumas son figuras sin brazos ni piernas y que representan a Bodhidharma, el fundador y primer patriarca del Zen. Al final del nivel 7, Broccoli se enfrena a los hermanos Ka, Zo y Ku. Kazoku es un kanji japonés que significa familia u hogar; de hecho, esta pelea es también un homenaje al clásico Alex Kidd, juego de plataformas publicado por Sega en los ochenta. Todos los trofeos al finalizar un nivel son títulos de películas del famoso director japonés Akira Kurosawa, una de las influencias más notorias del cine samurái. Kyurinaga’s Revenge tiene a su vez un final alternativo que el jugador puede desbloquear al recoger todos los pergaminos ocultos y nuestro juego está, por supuesto, traducido también al japonés.